Ciberliteratura en tiempos de Twitter. Por Marina Egea Samper

¡Hola compañerxs! Comienza la entrada de mi estudio de caso: Ciberliteratura en tiempos de Twitter: El hilo de Manuel Bartual.

Como sabemos, la intermedialidad tecnológica supuso todo un cambio para la literatura. Los conceptos venidos de internet añadieron nuevo vocabulario al estudio filológico y auguraron una nueva forma de creación literaria. Palabras como; narrativa hipertextual, literatura transmedia o escritura colectiva supusieron un pastiche de posibilidades comprehendidas bajo el hiperónimo de ciberliteratura. Pero ¿qué hemos llegado a considerar como ciberiteratura y qué no? ¿Todo vale?

El estudio de caso que os presento es el hilo de Twitter de Manuel Bartual publicado en agosto de 2017 titulado: Todo está bien. Con la terminología manejada en las sesiones anteriores, os propongo ver porqué este caso es un buen ejemplo de ciberliteratura y qué recursos se han creado tras la afloración de esta narrativa hipermedia.

Primer tweet

Con formato tweet, Bartual nos cuenta en primera persona y discurso directo cómo su periodo vacacional se está volviendo incómodo: alguien le observa.  El juego verídico-ficcional que transmite gracias a la documentación gráfica de los espacios que recorre, hace que unas diez publicaciones más tarde su número de seguidores aumente de 16.000 a 194.000. Sus tweets poco a poco se llenan de comentarios y gracias a la opción de compartir, los usuarios lo trasladan a otras redes sociales como WhatsApp, Facebook o Telegram.

La trama avanza en paralelo a la presentación de las acciones, razón por la cual la intriga se ve nutrida del recurso hipertextual, gran elemento de la ciberliteratura. Los espacios en blanco propios del nivel narrativo se llenan con el enlace, en su caso fotográfico. Con las múltiples referencias adicionales y complementarias añadidas bajo los tweets, se facilita el despliegue del universo de ficción, tan bien cosido, que colabora a la credibilidad del texto que estamos leyendo.

Con los hipervínculos gráficos nos sumergimos en la persecución del protagonista de forma lineal. Vemos cómo le entran en la habitación, el mensaje oculto en el rollo de papel de váter y la propia tarjeta de su habitación tirada delante de la puerta. Todo avanza en un continuo hasta que nos vemos obligados a reformular toda la historia tras descubrir que quizás este perseguidor sea el propio protagonista.

El plot-twist o punto de extrañamiento nos lleva a cuestionar la propia identidad del autor y si no es él quien estuvo haciendo de perseguidor-perseguido.  

Llegados a este punto, queda bastante claro porqué en otro formato el desarrollo del texto de Bartual quedaría invisibilizado y menos completo a nivel constructivo. El ejemplo con el que os lo quiero comparar es el de Mis whatsapps con Mamá, de Alban Orini (2014) que propone Antonio Gil en el texto de Narrativa aumentada.  En mi cabeza si se intentara materializar un hilo de Twitter veo este ejemplo de la página 53.

Intentar amoldar el hilo en un medio propio de la narratología clásica daría lo que denominamos postnovela, más concretamente: narrativa impresa híbrida. Esta razón, casi antiestética con la que la juzgaríamos hoy en día, es lo que reivindica la capacidad “ciber” de la concepción de un texto. Aun así, ojo, tampoco es narrativa intermedial un usuario que sube un poema de su autor favorito o los tweets de Cortázar que postea su página. La idea cae en la preconcepción del medio empleado para tal trabajo. Los tweets de un autor muerto, los ebooks, pdf’s etc. serían ejemplos de texto plano con modificación de formato, una tal vez literatura 2.0, pero que no tiene la complejidad intermedial. Opino que dando marcha atrás se entiende mucho mejor porqué un tipo de tweets sí puede ser considerado ciberliteratura y otros no.

Además, como apunta el propio Bartual en una entrevista para el ABC un año después de su éxito, la composición del hilo estaba absolutamente premeditada y pensada bajo los criterios de a) las limitaciones formales de Twitter, b) la disponibilidad de recursos que tenía estando de vacaciones (móvil – ordenador y wifi).

Saber con qué cartas juegas es casi como conocer las normas de estilo de una editorial o que ella misma te diga cuántas páginas puede tener tú obra y hacia qué público va dirigido. No está tan lejos un mundo del otro.

En cuanto a la estructura (280 caracteres + enlaces) me gustaría añadir lo que a mi parecer está implícito en ella: la narrativa en pliegos de cordel. Previo a la novela por entregas, los pliegos de cordel eran historietas de tirada a cuatro que semanalmente aparecían en mercados. Un remake mayor fueron las novelas por fascículos o el famoso to bé continued del mundo cinematográfico. Me gusta tirar del hilo, nunca mejor dicho, y pensar simbólicamente en una cuerda que recoge los tweets, pero que luego está tan llena por los comentarios, que no se puede doblar para encuadernar.

De poder quedaría aparatoso y poco estético.  

¿Entonces, dónde recogemos estas ciberhistorietas?

Bienvenidxs a la Hiloteca.

La ferviente y nueva forma de expansión artística a través de Twitter dio paso a un proyecto impulsado por el propio Manuel Bartual en el que se recogen los hilos más compartidos y populares. La hiloteca funciona como una ludoteca convencional y contiene las creaciones virtuales sin alterar ningún contenido de los usuarios de esta red. En el lado izquierdo hay un gran catálogo ordenado por temática que despliega los hilos y con dos o tres clics se accede a la publicación sin perder la información de; retweets, me gustas o comentarios.  

Sin duda: nuevas fuentes = nuevos recursos.

Por último y a modo de conclusión quiero añadir que es más fácil distinguir qué no es ciberliteratura de lo que sí. ¿Pero, no decide también un canon qué es literatura y qué no? A veces intentar delimitarlo todo en una serie de parámetros muy estrictos hace que ciertos elementos se escurran por los márgenes. Sea como sea, toda novedad está sujeta a controversia.

Aun así, espero que mi intervención os haya resultado curiosa y os lleve a investigar más sobre el tema. Pensad que aunque haya escogido Twitter, este tipo de proyectos abundan en otros formatos y más en este periodo de cuarentena. Si os interesa, puedo dejaros en los comentarios otro caso recientemente realizado en Instagram.

Ilustración del artista Fernando Vicente con los pajarillos azules de Twitter.

Muchas gracias por la lectura. Os dejo aquí algunos enlaces de interés:

+ Entrevista de Manuel Bartual al ABC: https://www.abc.es/recreo/abci-manuel-bartual-inquietante-historia-manuel-bartual-tuit-tuit-201708260005_noticia.html

+Proyecto de #TwitterFiction: https://elpais.com/cultura/2014/03/11/actualidad/1394536561_399410.html

+ Artículo de Olga Ewels Aguilar sobre poesía y twitter: https://www.researchgate.net/publication/334097779_Tiempos_de_celeridad_la_poesia_a_golpe_de_tweet

+ Diccionario Digital de nuevas formas de lectura y escritura, por la Universidad de Salamanca: http://dinle.usal.es/searchword.php?valor=Ciberliteratura

Publicado por Marina Egea Samper

(Tuve que hacer una segunda cuenta porque no había entrado con en enlace de Ciberliteratura sino con uno del año pasado) Sigo siendo Marina de Estududos da Literatura e da Cultura

38 comentarios sobre “Ciberliteratura en tiempos de Twitter. Por Marina Egea Samper

  1. Hola a todxs!

    Añadiendo a lo que nos plantee Marina como ejes de discusión, me gustaría hacer una intervención a partir de tres cuestiones que me parecieron muy interesantes:

    “El plot-twist o punto de extrañamiento nos lleva a cuestionar la propia identidad del autor y si no es él quien estuvo haciendo de perseguidor-perseguido”.

    —Como comenté en la sesión anterior con respecto al juego que presentó Sara, me interesa mucho el hecho de que la dimensión autobiográfica o autoficcional adquiera un espesor enorme y sea la que posibilite tantos juegos de espejo. A pesar de que no es algo novedoso en sí mismo (ya lo ensayaba Borges en la década del 40 y en la actualidad se encuentra muy en boga con las autopoéticas), sí me parece genial la manera en que dicho recurso es adoptado/adaptado por el medio y la potencialidad del enriquecimiento mutuo.

    “la narrativa en pliegos de cordel”.

    —Me encantó la serie literatura de cordel-folletín-to be continued que planteaste, Marina. ¿Será que la noción “hilo” de Twitter tenga uno de sus posibles orígenes en el cordel? (supongo que habría que contrastar con el origen anglosajón del término; aunque así no lo fuera, la relación rizomática que planteaste es genial).

    “aunque haya escogido Twitter, este tipo de proyectos abundan en otros formatos”
    —Pensando en el valor de estas experiencias y en su utilidad pedagógica quería compartirles un ejemplo que conozco, el de un practicante docente, ex compañero de mi universidad en Argentina, que hizo trabajar a sus estudiantes de entre 14 y 15 años con microrelatos creados según la lógica hiperbreve de las redes sociales, los cuales fueron publicados en cuentas creadas con ese fin específico.

    Se las dejo a continuación por si les da curiosidad (hay muchos que son geniales): https://www.facebook.com/microrrelatos.illia15/ y https://twitter.com/MicroR31atos.

    También les dejo el link del trabajo en el que este chico comenta cómo fue dicha experiencia: https://fh.mdp.edu.ar/encuentros/index.php/jdefdl/TIDF/paper/viewFile/2556/973

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola, Marina! Me ha parecido muy interesante tu propuesta, además no conocía el recurso Hiloteca.
    Con lo que comentas sobre el concepto de “novela por entregas” e hilando con Instagram, me hace pensar en cuentas de escritorxs o periodistas que suben semanalmente diarios “semipersonales” como Xacobe Pato: https://www.instagram.com/xpgigirey/?hl=es o el siguiente compartido por Gabriela González y Manuel Jabois: https://www.instagram.com/malaherba__/?hl=es
    ¿Cuáles son las propuestas que comentas en el último párrafo? 😊

    Le gusta a 2 personas

  3. A tus preguntas concretas, por supuesto, dinos cuál ese ese otro casos que mencionabas, creo recordar que en instagram.

    Y sobre la “obra”, aunque no he podido terminar de leerla, me ha parecido por supuesto muy intrigante e interesante, ya empezaba a atraparme, pero me pregunto si de esta manera estoy accediendo a “la obra” original o leyendo linealmente un cuento/relato breve de, como tú dices, literatura, novela o postnovela 2.0, me explico…

    Me gusta

    1. Hola Antonio, pues creo que sin duda perdiste ese nervio de la espera, pero no considero que por eso sea una pérdida de la parte intermedial. Si quedase en algo simplemente contemplativo, que solo vieras su historia base supongo que sí, pero tú decides si quieres ir clicando y ver qué se dijo en su momento o qué opiniones suscitó. No sé si transmito la idea a la que quiero llegar

      Me gusta

      1. Sí, perfectamente. Trataré de reproducir todo ese contexto al que me refería, la serialidad, el fragmentarismo, la interacción de/con los comentarios de los usuarios ¿la había?, ¿cada cuanto se publicaban aproximadamente, tenían una periodicidad estable o variable?…

        Me gusta

    2. *respuesta en diferido* Pues como lo viví en directo, exactamente no recuerdo cada cuanto rato sacó tweet. Pero unos 5/6 al dia sí. De hecho hubo un día en que no posteó nada y la gente se pensó que le habían matado. Los comentarios de la gente, al ser añadidos en un tweet concreto interceden al tweet base. A ver cómo lo digo. El autor, es como un tallo de la planta a la que por muchas hojas que le salgan al pié tira igualmente hacia arriba. Por eso, aunque se añadan comentarios y pueda verlos, cada avance no forma parte de esa hoja/comentario.Creo que todo al final duró una semana o más… Exactamente ya no lo recuerdo.

      Me gusta

  4. Oi qué bien!
    A ver: FERNANDO: 1. espejos punto de extrañamiento Pues sí, es sorprendente cuando de repente te tienes que replantear todo y deslizar la pantalla (en lugar de pasar páginas) para situarte en la trama. La particularidad en poder enlazar imágenes está en que ya no solo te lo preguntas por el texto en sí, sino que juegas a ampliar la imagen y todo.

    2. Cordel Hilo.Si la tiene académicamente hablando no lo sé, pero para mí hay una relación conceptual clara. Al menos la idea de ir planteándolo en trocitos y sumando está ahí.

    3. qué bien que nos compartas más ideas.Tiene capacidad pedagógica porque “enganchó” a michos lectores que solo consumen redes sociales y que no tocan un libro. Lo comentaron en estudios posteriores que captar lectores con este tipo de medios también resultaba beneficioso. Luego le echo un ojo a lo que nos cuentas de Argentina.

    Le gusta a 1 persona

      1. Pues una lástima que ya tengo, pero me voy a guardar ese título. Aun así, tengo que admitir que investigar en este caso me ha valido para imaginarme a Cunqueiro (que hago el tfm sobre sus traducciones en francés) twitteando a través del sochantre sus aventuras por bretaña jajja

        Me gusta

      2. Ay dios. Pues si no te importa, alguna cosa sí que te voy a preguntar pq estoy metida con la traducción de sus narrativas al francés. Gracias!

        Me gusta

    1. El efecto puede ser distinto al acceder a él desde otro medio, pero no altera la concepción del propio. Supongo, yo que no estoy muy dada a los juegos, que puedes jugar al mario 64 en la intendo y en la play y acceder a lo mismo pero con un soporte distinto.

      Me gusta

  5. Buenas tardes! No conocía de primera mano el hilo, aunque si había leído algunas noticias al respecto.
    “Saber con qué cartas juegas es casi como conocer las normas de estilo de una editorial o que ella misma te diga cuántas páginas puede tener tú obra y hacia qué público va dirigido. No está tan lejos un mundo del otro.”
    Me parece muy acertada esta reflexión sobre las normas de publicación, concuerdo con ella. Cada medio tiene sus reglas o su canon, y twitter no es para menos.
    Y me ha parecido ver, no hace mucho, como una especie de torneo o lucha de relatos por twitter, En plan que se iban escribiendo, votando y los más votados tenían luego que “pelear” con sus relatos. Es más enriquecedor a nivel creativo, dada la interacción por medio de comentarios.

    Le gusta a 2 personas

  6. Hola Marina!
    El caso de los hilos de twitter como fenómeno literario me parece muy curioso y, personalmente me gusta mucho por su accesibilidad (que aumenta x1000 sabiendo que existe la hiloteca). Creo coincidir contigo en que esa accesibilidad también puede tener que ver además de con la facilidad de acceso a la plataforma, con el formato en sí y su dimensión serial, que vinculas con la literatura de cordel (campo en el que los de Intermedialidad somos proto-especialistas ;)).
    A mi parecer, por todo esto, las experiencias de este tipo en rrss son las más democráticas de entre las que hemos visto, aspecto que me parece digno de tener en cuenta. ¿Qué opináis?

    Le gusta a 2 personas

      1. Podría hacerse si, como menciona Marina, llegasen a establecer un canon, no? Unas normas específicas que todo el mundo tuviese que seguir, adaptadas a cada medio, véase twitter, IG o facebook. Aunque en las que más he obsevado ha sido en IG y twitter.

        Me gusta

      2. Además su polivalencia: puedes hacer literatura, pero también puedes hacer divulgación, exposiciones artísticas, informar…

        Me gusta

    1. Y también ambas redes qe comentáis IG o Tw son más actuales que fb, vinieron ya con una modernidad y una finalidad distinta a Fb (que ya es un contenedor de todo) Instagram más para fotos y Twitter para divulgación rápida.

      Me gusta

      1. Tal cua! Creo que esa actualidad se nota, incluso, generacionalmete. Mi hermana tiene 21 y me dice que soy un viejo por seguir usando Fb jajaja.

        Le gusta a 1 persona

      2. Tengo una hermana de 16 también usamos/entendemos las redes de forma distinta. Yo ante esta cuarentena virtual me he peleado con términos que tampoco conocía. Con ella discuto la última moda de los tik-toks, una aplicación de doblaje de toda la vida, pero con la que puedes seguir e intereactuar con otros usuarios que suban vídeos del estilo. Cosas demasiado modernas…

        Me gusta

  7. Raquel: Ostras! Pues no los conocía, lo mismo que a fernando. Luego lo veo. Pues el otro caso fue uno que impulsó Francisco Castro, director de la Editorial Galaxia desde su Instagram hace un par de semanas. Como realicé allí las prácticas ayudé a difundir la idea de crear un cuento a través de un post en su muro personal. Este cuento era una prouesta de literatura interactiva donde los usuarios debían seguir la evolución de la trama mediante los comentarios anteriores. (alguna parte fue un poco desastre y los personajes al final no cuadraban bien). Esta idea se cerró con su comentario final y dio pié a un cuentito ambientado en una aldea de galicia en tiempos de COVID. Se puede consultar en su Ig

    Le gusta a 4 personas

  8. Otra cuestión muy importante (disculpen si alguien la planteó y me lo perdí) es la dimensión temporal. Entiendo que no es lo mismo seguir el hilo “en vivo y en directo” que leerlo reunido luego en la Hiloteca, por ejemplo. Aunque en ese sentido también se asemeja muchísimo al folletín (así como en cuanto a la democratización del medio que planteó Olga), me pregunto qué consecuencias distintas podría tener hoy en día, época en la que todo es tan inmediato y efímero.

    Me gusta

    1. Pierde nervio sin duda. Llévalo al campo de netflix, te mantiene igual la atención una serie que te la dan semanalmente o un maratón de una tarde? Planteo una dualidad de sensación. Por un lado se aumenta la incertidumbre mientras que por el otro satisfaces tu necesidad al momento. Hoy en día hacemos las dos cosas y creo que ambas son válidas. Pero, en cuanto a los hilos que no has leído y quedan ahí almacenados, sí pienso que o bien se tienen que ir a buscar o, en caso de que no hayan tenido tanto éxito queden un poco escondidos.

      Me gusta

  9. No, la interactividad quedaba exclusiva en los comentarios. No sé si luego vamos a pasarlo a formato papel de alguna forma, ya que seguramente se lleven a cabo por parte de la Editorial más propuestas como esta. En caso de que se haga os contaría cómo lo hacen desde maquetación.

    Me gusta

  10. Anoto para terminar por mi parte, algo que me había dejado en el tintero: Me ha interesado mucho tu concepto de literatura 2.0, para lo meramente digitalizado (para mi lo 2.0 era lo nuevo, pero ya veo que no :)) ¿te entendí bien?

    Me gusta

    1. Usar 2.0 fue más para entenderme yo que otra cosa. Pero sí, me refería a que era el texto plano pero de otra forma. Cuando salieron los ebooks: oh qué moderno tu ebook tiene internet? mira qué guay el mio tiene diccoinaro… Fue como la novedad de no leer en un libro de papel. Como la ciberlit usa otros formatos distintos a lo que en “en su día fue moderno” necesitaba emplear algo para alejar más la idea de las digitalizaciones y por eso escribí el 2.0

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: